Aspectos Pragmáticos de la Traducción

El papel activo del espectador

Mientras que en otras especialidades de traducción la presencia del destinatario no resulta tan evidente y puede quedar muy enmascarada por la impresionante presencia del autor y del texto, en la traducción audiovisual, la consideración del espectador es inevitable en cualquier estudio. Esta situación no es exclusiva de la traducción audiovisual: ocurre así con cualquier acto de comunicación no solamente con la interlingüística; ocurre especialmente con las formas de comunicación más relacionadas con la literatura.

La especificidad de la traducción audiovisual

La traducción audiovisual no afecta solo a los productos transmitidos a través de canales como el cine, vídeo, DVD y televisión, sino también a los productos multimedia que reciben difusión a través de los ordenadores o, desde hace poco tiempo, de las consolas de videojuegos. Sus características más sobresalientes son:

La heterogeneidad del espectador

Los diferentes tipos de espectadores tienen diferentes conocimientos de la lengua original por tanto se distingue entre: receptor activo (los nórdicos en el caso del inglés) y receptor pasivo (los españoles puesto que la comprensión de esta lengua es prácticamente nula para ellos). Puede decirse que el subtitulado es la principal fuente de comprensión de los diálogos para un espectador español, a diferencia de un nórdico, cuya comprensión procede tanto de la lectura de los subtítulos como de la audición de los diálogos originales.
En consecuencia, se debería subtitular de distinta manera para un espectador que conoce la lengua original (traducción documental e instrumental) y para uno que la desconoce (traducción instrumental) [Distinción de Nord (1997: 47-48)].

Aspectos metodológicos de la traducción audiovisual

Se destacan en este punto algunas de las características propias de la traducción audiovisual:

Desde el punto de vista del texto origen puede hablarse de código lingüístico oral. Sin embargo, sus características lingüísticas no son del todo las propias del lenguaje oral espontáneo, ya que, realmente, el discurso oral de los personajes en pantalla no es más que el recitado de un discurso escrito anterior. No obstante, tal recitado ha de parecer oral. Así lo explica Whitman-Linsen (1992: 31-32):
«One more unhinging peculiarity of spoken dialogue is precisely that: it is spoken and not written. More accurately, it is written to sound spoken. People pause, collect their thoughts, begin again, clear their throats, change paths halfway down the syntactical road. Such anacolutha, deemed bad style and poorly thought out in a written text, are exactly what make a spoken dialogue animated, credible, authentic and human.»

Se señalan aquí los rasgos más notorios del lenguaje oral espontáneo:

 

Aspectos profesionales

Se señalan en este apartado dos ideas fundamentales:
Hace unos años, las traducciones requerían un tiempo de trabajo muy superior al de hoy. Gracias al avance de la tecnología, la profesión del traductor quiera o no está estrechamente vinculada a ésta que no es sino una gran ventaja además de a un mercado laboral especialmente competitivo. Debido a ello, el estudio y conocimiento de estos dos aspectos es esencial para el desarrollo profesional del licenciado.
La mejora de los resultados por parte de los traductores es un objetivo ineludible. Una de las soluciones muy útiles aunque apenas se practica es quejarse en los departamentos de doblaje ante los posibles malos resultados de la práctica.